Continúan los altibajos para las Pymes por la contingencia

Luego de ocho meses de pandemia, se confirman los efectos económicos en las Pequeñas y Medianas Empresas. El último Barómetro GS1: Fabricantes Pyme señala que 62% de las unidades económicas tuvo impactos negativos en sus ganancias en estos meses. Como era de esperarse, la infraestructura de las empresas grandes les permitió generar más ventas, con 46%.

¿En qué ha influido la pandemia en las pequeñas empresas?

El Covid-19 impactó de forma negativa la operación de seis de cada 10 empresas, mientras que 25% sufrió un efecto positivo y 13% no tuvo repercusiones. Por otra parte, 15% de las compañías medianas elevaron sus ventas, mientras que las microempresas, 17%. Entre los sectores que más resultaron beneficiados durante la pandemia, están los alimentos y bebidas, que incrementaron sus ventas 22%, mientras que las otras categorías que salieron airosas fueron: básicos, salud y belleza, y productos variados, con 20 (los primeros dos) y 15%, respectivamente.

¿Cuál fue el comportamiento de los consumidores?

El 58% de las empresas encuestadas reportó disminución de clientes en los últimos meses, mientras que 24% reportó que se mantuvo igual; no obstante, 18% destacó que este año ha sido favorable. Al comparar las cifras entre 2019 y 2020 respecto a la obtención de clientes, hubo un incremento durante la pandemia de 42%. En tanto, las empresas que producen alimentos y bebidas elevaron 68% sus clientes en los últimos meses. El consumo de los mexicanos se puede interpretar como una señal para las estrategias de ventas de las Pymes para 2021, desde modificar puntos de venta, apostar por la digitalización y adentrarse más al comercio electrónico.

¿Cuál es el panorama para 2021?

Para 2021 se espera más estabilidad para las Pymes, que les permitirá estabilizarse y repuntar sus ventas para 2022. De hecho, 54% de las pequeñas empresas espera un “mejor futuro”, mientras que 41% cree que se mantendrá estático y 5% opina que empeorará. Dichos porcentajes se explican por la necesidad que tuvieron las unidades económicas de sobreponerse al impacto de la pandemia, con la diversificación de canales de ventas y finalmente se estabilizaron para seguir operando, independientemente de la fluctuación de ventas.

¿Hay alguna buena noticia?

Pese al confinamiento, las Pymes se adaptaron e integraron nuevas estrategias de innovación a sus negocios, que les permitirá afrontar los retos en 2021. Por necesidad y sin plan estratégico, ahora las Pymes ya utilizan las redes sociales para sus ventas digitales, como Instagram, Facebook y Twitter, con 48, 73 y 21%, respectivamente. En promedio, 45% de las empresas de todos los tamaños ahora comercian por Internet, a través de diversos marketplaces. La resiliencia y dedicación de las pequeñas empresas las mantiene vigentes y con nuevos planes de expansión para el siguiente año.

Deja un comentario