La tecnología blockchain, aliada de las Pymes mexicanas

La última Encuesta sobre el Impacto Generado por Covid-19 en las Empresas (ECOVID-IE) mostró que de las 4.9 millones de unidades económicas que había en 2019 desaparecieron 1 millón 10,857 pequeños negocios, casi 21%. La contingencia obligó a las Pymes a utilizar nuevas herramientas para sobrevivir, como recurrir a los pagos digitales, comercio electrónico, Fintech y expandir su mercado transfronterizo, donde la tecnología blockchain es su principal aliada.

¿Por qué es útil?

El blockchain es una cadena de bloques que permite llevar el registro de las operaciones realizadas, de contabilizar dinero y transacciones de forma segura, económica y rápida. Su criptografía permite proteger de forma automática los datos personales en los pagos digitales de las transferencias. Una implementación por parte de las Pymes les permitiría automatizar procesos (como facturación), reducir costos operativos, eliminar intermediarios y personal innecesario. Al transparentarse se volverían atractivas para inversionistas. De acuerdo con Statista, el mercado global de esta tecnología superará los 23 mil 300 millones de dólares para 2023.

¿Qué potencial podrían alcanzar las pequeñas empresas?

Luego de que PayPal anunciara el 21 de octubre pasado que las criptomonedas (basadas en cadenas de bloques) serían válidas como medio de pago en su plataforma, el pago de productos y servicios creció 65% para finales de noviembre. El blockchain podría ser útil para las Pymes en sus operaciones de comercio exterior y electrónico. Durante 2019, los pagos digitales transfronterizos impulsados por pequeñas empresas fueron por 15 mil millones de dólares y se prevé que para este año la cifra ascienda a 20 mil millones de dólares, de acuerdo con Global Banking Finance. Aunque no hay cifras estimadas sobre el potencial de expansión que tiene en México, es cierto que este mecanismo de pago digital se vuelve fiable rápidamente y lo apetecible para los microempresarios es que el sistema opera descentralizado del sistema financiero, que significaría un eventual adiós a los bancos tradicionales.

¿Por qué es una opción para los microempresarios?

La integración del blockchain ha impulsado distintas áreas de industrias, como la gestión de cadena de suministro, inventarios, sector médico y comercio. Datos de McKinsey revelan que los pagos digitales transfronterizos en América Latina ascenderán a 2.9 billones de dólares en 2022. El potencial es enorme, si consideramos que las Pymes representan 60% del empleo y 40% del PIB en la región. Lo más relevante es que esta tecnología no tiene tope de montos en transacciones, es decir, no se necesita ser una empresa trasnacional, institución financiera o de sectores importantes para utilizar la cadena de bloques. Para la consultora, el uso activo del blockchain aliviaría los problemas de liquidez en 67% y permitiría el cambio de moneda en tiempo real.

¿Cuáles son las posibilidades reales de su implementación?

Aunque esta tecnología ya opera en todos los rincones del mundo, parece ser que el ahorro de costos impulsará su utilización masiva en México, solo bastará que alguna Pyme vea el potencial para que lo adapte a sus necesidades. Según Juniper Research, las transacciones virtuales con tecnología blockchain crecerán 7% para 2023. Las pequeñas empresas solo necesitan un pequeño detonante para ver el potencial de crecimiento que tienen a la vista en el mercado de comercio mundial si deciden integrar la cadena de bloques en sus operaciones cotidianas. Al mismo tiempo, los bienes y servicios digitales ganaron popularidad durante la contingencia, y para finales de 2020, el comercio minorista en América Latina crecerá 21% y el consumo de productos digitales (ropa, productos de belleza, salud y entretenimiento), 45%.

Deja un comentario